Saldremos a la calle porque no tenemos miedo


Hoy, 10 de septiembre de 2016, miles de mexicanos haremos historia: Por primera vez, más de 110 ciudades de las 32 entidades de nuestro País, se unirán para alzar la voz y exclamar: ¡México, ama, protege, promueve y defiende a la familia! El Frente Nacional por la Familia, ha logrado lo que ningún movimiento social o político ha podido hacer, unir a millones bajo una misma causa.

Y saldremos a la calle, porque no tenemos miedo.

No tenemos miedo de todas las mentiras que se han dicho sobre nuestro gran movimiento; de toda la manipulación de nuestro logotipo, de nuestros mensajes e incluso de nuestras palabras.

No tenemos miedo de quienes nos tachan de homofóbicos, de retrogradas o de inquisidores. No tememos a quienes sin más, nos señalan como un grupo que discrimina y fomenta el odio. No tenemos miedo porque nada más lejano a estas mentiras; entre otras cosas, en nuestro movimiento hay asociaciones y organizaciones que trabajan con los niños de la calle, con las madres, con las mujeres que se prostituyen, con los pobres, con los migrante y los indígenas, incluso, con los homosexuales; No tenemos miedo porque estos calificativos no nos definen.

No tenemos miedo de la prensa que “a priori” nos descalifica, ironiza, se burla, y se adhiere a lo políticamente correcto sin atreverse a profundizar en lo sustancial. No tenemos miedo de los “opiniologos” y “expertologos” que desde la comodidad de su escritorio, vierten comentarios ácidos sobre nosotros, sobre la ciudadanía; por el contrario descalifican, desacreditan, no escuchan razones y terminan mintiendo o manipulando.

No tenemos miedo a la CONAPRED, instancia que se ha erigido como la guardiana del “pensamiento único”, una especie de “Gestapo” que vigila que la ciudadanía no pueda disentir de lo que sólo ellos pueden definir como discriminación. No tenemos miedo de ese “big brother” que al más puro estilo de las historias de Orwell, pretende uniformar el pensamiento de los ciudadanos, convirtiéndose en el único referente moral del País.

No tenemos miedo de los “académicos” de los “políticos”, que han salido con singular voracidad a desacreditar a quienes no estamos de acuerdo con la visión del Ejecutivo Federal que, movido por presiones políticas e internacionales, impone a sus gobernados sus “convicciones personales”. No tenemos miedo porque ni académicos ni políticos han valorado la fuerza ciudadana de este gran frente, ni la oportunidad histórica que tenemos de sacudir la conciencia de México para comenzar un cambio profundo.

No tenemos miedo a quienes nos desacreditan por el simple hecho de ser creyentes; No tenemos miedo al laicismo mexicano, decimonónico, jacobino y trasnochado, que asume que tener una creencia debe relegarte de la vida pública, anulando de facto derechos cívicos y políticos. No tenemos miedo porque no queremos imponer nuestra visión: fuimos nosotros quienes abrimos el debate con la fuerza de la razón y de la ley.
No tenemos miedo. Y no lo tenemos porque nadie puede impedir que alcemos la voz. No tenemos miedo porque sabemos que en este País ya no podemos seguir soportando la arbitrariedad de la autoridad. Porque somos hombres y mujeres, ciudadanos de a pie, que pagamos nuestros impuestos, que trabajamos día a día por un México más justo y más humano y no sólo tenemos el derecho de defender lo que creemos y pensamos, tenemos la gravísima obligación de hacerlo.

No nos amedrentan los calificativos y las descalificaciones; no nos acobardan las amenazas y los insultos; no nos arrinconan las leyes injustas ni las instancias que manipulan.

Hoy, miles de mexicanos saldremos a la calle, con nuestras familias, nuestras esposas y nuestros hijos, por una simple y sencilla razón: porque NO TENEMOS MIEDO

Arnold Omar Jiménez Ramírez

Director de la Fundación Miguel Palomar y Vizcarra

Etiquetado , , , , .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *